A continuación les presentaré una breve introducción sobre la importancia de estudiar y cuantificar la fenología de un cultivo, en especial aquí enfatizaré a especies hortícolas, particularmente lechuga, tomate y zapallo.

A propósito de éste último, vean a continuación este interesante video en donde se documenta en apenas 2 minutos el crecimiento y desarrollo de una planta de zapallo. Vale la pena, veanlo:

Por supuesto, que las facilidades que otorga la edición de un video como el anterior no es posible tenerlas en la realidad. Las plantas crecen y se desarrollan continuamente, aunque de manera casi imperceptible. Lo interesante de videos como el anterior, es que aparte del crecimiento, pueden observarse movimientos en las plantas en donde participan numerosos fotorreceptores y también respuestas a contacto (tigmotropismos). Aunque los moviemientos de las plantas es un tema apasionante, no es lo que que trataremos en esta entrada. A continuación les presento una reseña sobre la evolución de los códigos fenológicos utilizados para diferentes cultivos y finalmente, el código BBCH que les propongo para el trabajo que nos ocupa aquí.

Codificación de los estados de desarrollo

Numerosos autores han publicado escalas de estados de desarrollo de cultivos en los últimos setenta años, cubriendo diferentes especies de plantas. Troitzki (1925) estudió las conexiones entre la ocurrencia/control de la floración de manzano y el desarrollo de los brotes florales. Este autor dividió la formación de los brotes en tres estados y doce fases. Su inicial escala de desarrollo para una especie leñosa fue luego utilizada por Klemm (1937) y Soenen (1951) en sus documentos sobre protección de plantas y por Fleckinger (1948) para describir dl desarrollo fenológico en manzana y pera.  En aquellos trabajos se asignó una letra capital, por ejemplo la ´A´ al estado principal y diferenciados por los números 1 a 4. Su clasificación fue ampliamente utilizada hasta 1994. Sin embargo, antes de eso, y basado sobre los trabajos de Feekes (1941), Large (1954) publicó los primeros códigos numéricos para cereales. Luego Zadoks et al., (1974) desarrolló una ajustada y refinada escala para cereales y arroz que está actualmente ampliamente difundida en el mundo.

A todo esto, hacia el final de la década de 1980 se comenzó a observar la necesidad de contar con un sistema internacional con una descripción estandarizada de los estados de desarrollo de las plantas. Tal sistema fue también necesario para incrementar la comunicación entre las disciplinas científicas en el área de la agricultura, como así también de agencias de seguros agrícolas y redes de observaciones fenológicas. En respuesta a esto, dos grupos de investigación de Alemania independientes entre sí, simultáneamente desarrollaron un nuevo esquema (The Federal Biological Research Center for Agriculture and Forestry –BBA- y la Academy of Agricultural Sciences)  produjeron un código coordinado decimal (KDC) para varios cultivos.

No obstante los avances antes comentados, la meta por contar con un código uniforme aún no había sido alcanzado. La publicación del código BBCH para algunos cultivos específicos (Bleiholder et al., 1989) generó un considerable interés, siendo rápidamente adoptado internacionalmente.

La escala BBCH

La escala BBCH es un sistema para una codificación uniforme de estados fenológicos similares tanto de especies mono como dicotiledóneas. Se trata de un código decimal basado sobre los primeros trabajos muy bien conocidos desarrollados por Zadoks et al. (1974) para cereales. La abreviación BBCH deriva de las palabras alemanas Biologische Bundesanstalt, Bundessortenamt and CHemical industry.

 

Principios básicos de la escala

-          Se propone una escala general a modo de marco dentro de la cual se desarrollan otras escalas individuales.

-          Los estados fenológicos similares de cada especie de planta se presentan con el mismo código.

-          Para cada código, se presenta una descripción e incluso algunos estados importantes se exponen mediante un diagrama.

-          Para la descripción de los estados fenológicos, se utilizan una clara y fácilmente reconocible características morfológicas externas.

-          Con algunas excepciones, sólo se toma en consideración el desarrollo del  tallo principal.

-          Los estados de crecimiento de 0 a 8 corresponden a números ordinales o valores derivados de porcentajes.  Por ejemplo, el estado 3 puede representar la tercer hoja verdadera, tercer nudo ó el 30 % de la longitud final o tamaño final típico de una especie ó 30 % de las flores abiertas.

-          Posterior a la cosecha y durante el almacenamiento está  codificado mediante el dígito 99.

-          La semilla antes de la siembra está codificada por 00.

A continuación les adjunto en un documento en Acrobat el código BBCH para que vean de aplicarlo en los cultivos de lechuga, tomate y zapallito.

Código BBCH